Inicio    Ahorro energético: cuatro asignaturas pendientes de los hogares en la 'vuelta al cole'

Muchos de los hogares en España suspenderían, si existiese, la asignatura de ahorro energético. La falta de acondicionamiento técnico, el poco aprovechamiento de la luz natural o la antigüedad de algunas instalaciones hacen que, una gran parte de las viviendas en España tenga que pagar mucho más por sus facturas de luz y gas de lo que sería necesario.

Sin embargo, ‘la vuelta al cole’ o vuelta a la rutina puede ser una buena oportunidad para reconocer las debilidades de cada vivienda y plantearse, en medida de lo posible, hacer alguna reforma que permita ahorrar energía y dinero a largo plazo a la vez que se mejora la calidad de vida.

Pérdidas de calor

Una de las asignaturas suspensas de los hogares españoles es el confort térmico. Según los datos de Danosa, compañía especializada en construcción sostenible, un 99% de las viviendas del país sufre pérdidas de calor innecesarias en invierno a causa de la ineficiencia energética, una debilidad que tiene consecuencias en los bolsillos de las familias.

Según los datos recogidos por el informe ‘Ni frio ni calor. Temperatura y confort en el hogar’ elaborado por la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de construcción (Andimac), durante el invierno de 2017 los hogares gastaron de media un 5,5% más de lo necesario en sus facturas de la luz y del gas con la intención de regular la temperatura, alcanzando los 675 euros.

Mientras tanto, el informe también recoge que las rehabilitaciones destinadas al control térmico de los hogares se redujeron el año pasado en un 9,5%, aumentando así el número de hogares ineficientes.

¿Cómo solucionarlo?

Para evitar pérdidas de calor innecesarias una buena opción es contar con el adecuado aislamiento de cubiertas y fachadas en el bloque de viviendas. Esto puede reducir el consumo energético de los hogares de su interior entre un 50 y un 65%, un porcentaje muy importante que puede alcanzarse solo rehabilitando las principales zonas comunes del edificio y que podría traducirse, según la Agencia para la Rehabilitación de Edificios, Rehare, en un abaratamiento de 1.5000 euros al año en la factura energética.

Iluminación deficienteImagen de recurso de una claraboya. (Pixabay)

Otro punto a tener en cuenta es la iluminación de la vivienda. De hecho, los datos del informe ‘Quiero vivir Mejor’ de Andimac apuntan hacia que una de cada diez casas en España dispone de una iluminación muy deficiente.

¿Cómo mejorar la iluminación?

Además de reducir la factura de la luz, la luz natural puede tener beneficios sobre la salud de los habitantes de una casa, por eso, en los casos más extremos, aumentar su disponibilidad puede ser muy importante. Una idea para mejorar el rendimiento del hogar en este aspecto son la instalación de claraboyas, que puede reducir un 30% el consumo de luz artificial y reducir así la factura de la luz.

Humedades y goteras

Otro enemigo a combatir en los hogares son las humedades o goteras, ya que su presencia, además de dañar la estética del hogar, también aumenta la sensación de frío en las habitaciones, agravan las enfermedades respiratorias provocan desprendimientos de pintura o levantamientos de suelo que pueden llegar a afectar tanto a la salud de los habitantes como a la economía familiar o acabar provocando daños graves en la estructura del edificio que supondrán a largo plazo un desembolso económico muchísimo mayor.

¿Cómo evitarlas?

Para evitar la aparición de goteras o humedades es recomendable analizar el estado de la impermeabilización de las cubiertas, fosos de ascensores, sótanos, garajes, terrazas, baños, cocinas e incluso piscinas de los bloques de edificios de vez en cuando, y en caso de que sea necesario, renovarlos.

Ahorro de agua

Imagen de recurso de un grifo. (Pixabay)

España sigue siendo un país amenazado por la sequía. Por eso y por el bienestar de los bolsillos de las familias utilizar este recurso de manera óptima puede ayudar, y mucho, al planeta.

¿Cómo no malgastar agua?

Según la Organización Mundial de la Salud una persona necesita diariamente una cantidad tres veces inferior a la que se utiliza, y adaptarse a las cantidades es cosa de cada uno.

En el hogar, algunas ideas para ahorrar en agua pueden ser instalar descalcificadores, colocar aireadores, poner grifos monomando con dispositivo de apertura en dos fases, instalar griferías termostáticas, colocar duchas hidroeficientes y sistemas de doble carga.

Artículo Original elconfidencial.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.