Inicio    Blackstone coloca la mayor bolsa de suelo finalista al norte de Madrid

Operación de gran calado en el mercado inmobiliario de Madrid. Grupo Ibosa ha comprado al fondo norteamericano Blackstone la mayor bolsa de suelo finalista —es decir, listo para construir— al norte de Madrid, por 16 millones de euros. Los terrenos se encuentran ubicados en una de las zonas de mayor poder adquisitivo de la capital, junto al hipódromo de La Zarzuela, en Valdemarín (Aravaca), donde las propiedades, en su inmensa mayoría viviendas unifamiliares, no bajan del millón de euros.

Según ha podido saber El Confidencial de diferentes fuentes, la gestora de cooperativas va de la mano de Gran Roque Capital, la sociedad de gestión inmobiliaria del venezolano Miguel Ángel Capriles, y el fondo Urbania, con quienes ha desarrollado varios proyectos en la zona.

Los terrenos adquiridos están divididos en 19 parcelas —con unas superficies que se mueven entre 500 y 750 metros cada una— sobre las que se levantarán el mismo número de pareados de unos 350 metros cuadrados. Pertenecían a Jardines del Hipódromo, una compañía de Inmobiliaria Monteverde que se declaró en concurso de acreedores a finales de 2011. A finales de 2016, el Juzgado Mercantil nº 8 de Madrid convocó la subasta de dichos terrenos —único activo de la compañía—, que finalmente pasaron a manos de Blackstone, uno de sus acreedores tras comprar la deuda que dicha compañía contrajo con Banco Sabadell y La Caixa. Sobre estos solares, el empresario Carlos Monteverde de Mesa pretendía poner en marcha una promoción de lujo que se vio frustrada por el estallido de la crisis.

Grupo Ibosa también ha comprado a Blackstone suelo en Aravaca, en concreto en la calle Diplomáticos, donde construirá ocho viviendas unifamiliares de lujo de 700 metros sobre parcelas de 1.000 metros, y tiene un acuerdo con otro propietario para otra parcela en Valdemarín para construir otra decena de pareados. En total, tres transacciones —que suman en torno a 24.000 metros cuadrados— de un activo muy escaso en la capital, que ha provocado una auténtica competencia entre promotores y fondos de inversión y una importante tensión alcista de los precios. En total, Grupo Ibosa construirá casi 40 unidades con cuya venta espera obtener una cifra de negocio por encima de 55 millones de euros.

Estas promociones cubrirán la falta de oferta que existe también en su vecino Pozuelo de Alarcón, donde la escasez de suelo finalista es, si cabe, más acuciante. De hecho, la falta de promociones de obra nueva ha provocado un trasvase de la demanda hacia Boadilla del Monte —y ahora hacia Villaviciosa de Odón—, donde el apetito comprador también está provocando incrementos de precios del 10%, si bien, a diferencia de Valdemarín, el precio del metro cuadrado se mueve en torno a 1.600 euros.

Un barrio disparado

Valdemarín es uno de los barrios más demandados en Madrid entre los jóvenes directivos y ejecutivos españoles. Un barrio donde las propiedades no bajan del millón de euros y donde los solares —como sucede en su vecino El Barrial— son realmente escasos. También escasea el producto de obra nueva, lo que ha provocado importantes incrementos de precios del 20% (10% anual) en los últimos años. Todo lo que sale a la venta, según las fuentes consultadas, se vende con gran rapidez.

"Dentro de Aravaca, Valdemarín se ha puesto de moda gracias a sus buenos colegios y accesos a Madrid", apuntan desde Engel & Völkers, que sitúa el precio máximo que puede llegar a pagarse en la zona en 6.300 euros el metro cuadrado.

Se trata, además, de una zona que Grupo Ibosa conoce a la perfección, ya que allí ha desarrollado y vendido varios proyectos. Precisamente con el apoyo financiero de la familia Capriles puso en marcha la promoción Alhena Valdemarín, 36 viviendas unifamiliares vendidas completamente en apenas unos meses, y Mirach Valdemarín, proyecto en el que fue de la mano de Urbania. Una promoción de 14 chalés de 200 metros cuadrados a partir de 893.000 euros en régimen de cooperativa, que se levantan sobre unos terrenos adquiridos a Mapfre y completamente vendidos.

Promoción de Ibosa en Valdemarín.

Delimitado por la M-40 al norte y oeste, la A-6 al sur y el hipódromo al este, Valdemarín acoge fundamentalmente promociones de viviendas unifamiliares, y aunque también existe producto en altura, la Justicia ha dictaminado que en la zona solamente se pueden levantar unifamiliares. En cualquier caso, los exclusivos inmuebles son asequibles solamente para unos pocos y privilegiados bolsillos.

Entre los promotores que han construido o están construyendo en la zona se encuentran Aelca, Promora o Levitt. Esta última es la propietaria de los pocos solares aún sin construir en el barrio, cuya urbanización estrella es Caledonian, del empresario Enrique López Granados, y donde han vivido el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y el actual jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy. Además, en su entorno se encuentran el Palacio de la Zarzuela y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). No obstante, a noviembre de 2017, según datos de Foro Consultores, solamente había tres promociones a la venta, dos de ellas de López Granados y la tercera de Levitt. En total, casi 70 unidades con precios ente 1,6 y 1,9 millones de euros. La de Levitt se halla completamente vendida en la actualidad.

"El problema es la falta de vivienda nueva en esta zona frente a un alto nivel de demanda que busca un producto exclusivo", comenta Laura Sampedro, directora del departamento de Research y valoraciones de Foro Consultores.

Artículo Original elconfidencial.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.