Inicio    Boom en la periferia: los pisos se disparan más del 20% en Vicálvaro y Villaverde

El mercado se mueve a dos velocidades. Es la frase más repetida por los expertos cuando alguien les pregunta sobre una nbueva burbuja inmobiliaria en España. Y no les falta razón ya que mientras que en ciudades como Madrid o Barcelona los precios suben por encima del 10%, otras como Segovia o Teruel, la vivienda aún sigue a la baja. Sin embargo, lo cierto es que en los mercados 'más calientes' del territorio español la tendencia alcista de los precios cada vez es más extendida con porcentajes que han comenzado a hacer saltar las alarmas.

Así por ejemplo, según los últimos datos de Tinsa, los distritos periféricos de la ciudad de Madrid han tomado el relevo a los del centro en respecto al encarecimiento de la vivienda y en algunos de ellos como en Vicálvaro, Ciudad Lineal y Villaverde la vivienda se ha encarecido más de un 20% en el último año frente al 8,5% de Chamartín o el 13% del distrito de Salamanca.

Es decir, crecimientos mucho más intensos que los del centro de la ciudad debido a varios factores: la mejora económica que ha aumentado la capacidad económica de muchos ciudadanos que, ante el imparable repunte del alquiler vuelven a plantearse la compra de una casa y al desplazamiento de la demanda hacia zonas más asequibles debido a la fuerte subida de las viviendas en el centro de las ciudades donde muchos ciudadanos ni pueden comprar ni pueden alquilar.

En concreto, Vicálvaro ha experimentado la subida más fuerte de precios, con un encarecimiento del 24,2%, mientras que en Ciudad Lineal la subida ha sido del 22,1% y en Villaverde, del 21,6%.

La estadística confirma que la presión sobre los precios se está trasvasando desde los centros de las grandes ciudades a los barrios periféricos y de menor poder adquisitivo, que están registrando crecimientos en tasa interanual superiores a los de los distritos más consolidados. Tanto en Madrid como en Barcelona todos los distritos han incrementado su precio en el último año", señalan desde la tasadora.

Este mismo verano, el portal inmobiliario Fotocasa ya reflejaban esta fuerte subida de precios. Sus datos, que analizan los precios de oferta de las viviendas anunciadas, la mayoría de segunda mano, mostraban cómo en 21 distritos madrileños los precios se han disparado más en doce meses un 20%, mientras que en 14 de ellos, la subida supera el 15%.

"Un incremento sostenible de los precios se sitúa entre el 4% o el 5%. Los dobles dígitos de determinadas zonas donde hay escasa oferta o existe un 'boom' turístico, como Las Palmas o Ibiza, no parecen sostenibles en el largo plazo", aseguraba hace unos meses a El Confidencial Jesús Amador, analista de Bankinter.

La periferia de Barcelona también se contagia

Lo mismo sucede en Barcelona. En la Ciudad Condal, donde la subida de valores de compra y renta se notó antes y con mayor fuerza, es más notoria la moderación en las zonas céntricas. Así, el distrito de Eixample se encareció un 4,5% en el último año y Sarrià-Sant Gervasi un 8,1%. Por el contrario, la vivienda subió un 15,7% en Sant Andreu y un 11,5% de Horta Guinardó.

Tras los distritos madrileños, los que presentan los incrementos interanuales más altos entre las cinco mayores ciudades españolas son los valencianos de Rascanya (20,6%) y Camins al Grau (20,1%). La ciudad de Valencia ha asentado la recuperación de valores en la mayoría de sus distritos. Las zonas menos dinámicas en el último año en la capital del Turia son Ciutat Vella (-1,8%), Quatre Carreres (+0,4%) y Benicalap (+0,8%). La recuperación también ha llegado a Sevilla donde también se observan crecimientos interanuales superiores al 10% en los distritos de Nervión (11,7%) y Triana (11,5%), que contrastan con los descensos en Cerro-Amate (-3,9%) y Macarena (-1,1%).

Zaragoza, por su parte, empieza a dinamizar su mercado residencial, con solo un distrito en negativo: Barrios Rurales del Norte (-9,2%). En el extremo contrario, los mayores incrementos interanuales se localizan en Torrero-La Paz (13,8%) y en el distrito Centro (9,4%).

Los datos comienzan a mostrar cómo la recuperación inmobiliaria cada vez está más extendida, con zonas donde las subidas de precios comienzan a ser, al igual que sucedió hace una década, alarmantes. Así lo muestran también los datos de Sociedad de Tasación que reflejan cómo a nivel provincial, Barcelona experimentó un aumento anual del 10,5%, seguido de Baleares con una subida del 10%. Málaga, por su parte, con un crecimiento del 5,1% , adelanta a Madrid, que registró un incremento del 5%.

La otra cara de la moneda la encontramos, por ejemplo, en Segovia. La provincia sufrió una bajada del 0,4% seguida de cerca por Teruel que cae un 0,1%. Zamora, Jaén y Lugo, por su parte, registraron los incrementos provinciales más bajos a nivel nacional, de un 0,1% en la primera y de un 0,2% en las siguientes.

El miedo a que pueda estar gestándose una nueva burbuja inmobiliaria o a que el ciclo alcista de la vivienda cada vez esté más cerca de tocar a su fin comienza a sobrevolar cada vez con más frecuencia al sector. Para muestra, un botón, el Índice de Confianza Inmobiliario de Sociedad de Tasación ha disminuido por primera vez desde 2012 en el tercer trimestre de 2018, con 57,7 puntos sobre un máximo de 100 frente a los 58,5 puntos en junio de este mismo año. El índice alcanzó su valor más bajo de la serie histórica, 30,6 puntos, en diciembre de 2012 y, desde entonces, había ido escalando posiciones.

Artículo Original elconfidencial.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar