Inicio    De Gran Vía a la Castellana: los grandes pelotazos inmobiliarios del año en Madrid

2019 agota los últimos cartuchos de un ejercicio que cerrará con una cifra de inversión inmobiliaria cercana a los 12.000 millones de euros, un 35% por debajo del volumen de un año antes, aunque el cuarto mejor registro en lo que va de siglo, solo superada por las cifras de 2018, 2016 y 2007, según datos de la consultora Savills Aguirre Newman,

La ausencia de grandes operaciones corporativas —compras de unas empresas por parte de otras—, ha alejado el objetivo de batir el récord de 18.000 millones de 2018, pero este ejercicio no ha estado exento de grandes 'pelotazos' inmobiliarios en Madrid capital. Operaciones que han permitido a los vendedores de los activos conseguir plusvalías muy suculentas con sus inversiones, no tanto por el importe final conseguido, sino por la revalorización obtenida.

'Pelotazos' cuyo origen se remonta a 2014-2015, cuando los ahora vendedores apostaron por un mercado, el de Madrid, en un momento en el que España estaba vetada por los grandes inversores internacionales, lo que les permitió comprar con grandes descuentos. Ahora, un lustro después y con el mercado en pleno auge, han decidido hacer caja.

En el corazón de Chamberí (+214%)

Eloy Gonzalo 27.Eloy Gonzalo 27.

Sin duda, la operación que mayor margen ha generado a su vendedor se firmaba el pasado mes de abril y tenía como protagonistas a la socimi La España, como parte vendedora, y a un fondo gestionado por Swiss Life Asset Managers, en la parte compradora. El activo, un edificio de oficinas ubicado en Eloy Gonzalo 27, en el distrito de Chamberí de Madrid, fue comprado por la socimi en 2014 por 12,7 millones de euros y vendido por 40, es decir, con unas plusvalías del 214%.

Bien es cierto que habría que descontar el capex o inversión realizada por Lar España en el inmueble para su puesta a punto en el mercado. De hecho, supuso la mayor inversión en capex en el sector de oficinas ya que supuso la renovación completa de su interior e instalaciones, si bien la socimi nunca ha revelado el importe de esa inversión.

El activo en cuestión fue adquirido en 2014, en plena sequía inmobiliaria. Fue una de las primeras operaciones de Lar España tras su debut bursátil en marzo de aquel año. El inmueble cuenta con una superficie total de 6.295 metros cuadrados distribuidos en ocho plantas, de los que 4.875 son para oficinas. Se encuentra totalmente alquilado y entre sus inquilinos figuran firmas como Wework.

Una caja rural en la Gran Vía (+120%)

Gran Vía 20. (Gooble Maps)Gran Vía 20. (Gooble Maps)

Otra de las grandes operaciones del año en cuanto a plusvalías ha tenido como protagonista a la Caja Rural de Almendralejo. En el verano de 2014 compraba a la Comunidad de Madrid, por 20 millones de euros, Gran Vía 20, un edificio que albergaba el Registro de la Consejería de Educación, Juventud y Deporte. Cinco años después, lo ha vendido al 'family office' de origen francés Zaka Investments por un importe superior a los 44 millones de euros.

Es decir, en apenas un lustro, ha conseguido duplicar su inversión. El edificio será transformado en un hotel de lujo operado por la firma parisina Evok Hotels Collection en lo que supondrá su entrada en España. Al igual que en las operaciones anteriores, la compra inicial de este edificio por parte de la Caja Rural de Almendralejo se produjo cuando los inversores, especialmente los internacionales, no tenían a España entre sus objetivos de inversión.

Desde el punto de vista de los vendedores, en 2013 y 2014 las principales operaciones de aquellos años estuvieron protagonizadas por las administraciones públicas. La Comunidad de Madrid, de hecho, subastó varios edificios en la Gran Vía de Madrid. A modo de ejemplo, el gobierno regional vendió en 2013 dos edificios en Gran Vía (números 18 y 3), por algo más de 26 millones de euros.

Lar hace doblete con Chamartín (+95%)

Marcelo Spínola 42.Marcelo Spínola 42.

Otra de las operaciones del año en cuanto a las plusvalías generadas se cerraba a comienzos de 2019 y tuvo también como protagonista a la socimi Lar España. En su estrategia de centrarse únicamente en activos comerciales, vendió a Invesco, por 37 millones de euros, un edificio en el distrito madrileño de Chamartin, en la calle Marcelo Spínola 42. La socimi lo había comprado en 2014 por 19 millones de euros. Es decir, su venta le generó unas plusvalías del 94,7%.

El edificio en cuestión consta de una superficie bruta alquilable (SBA) total de unos 8.875 metros cuadrados y Lar invirtió cerca de nueve millones en su reforma, lo que ha permitido, en buena medida, la revalorización del activo.

El hit de la Castellana (+74%)

Castellana 200. (Wikipedia)Castellana 200. (Wikipedia)

Otro de los grandes pelotazos del año se gestaba en primavera y se firmaba este mismo mes de diciembre. Es, además, una de las operaciones del año en el mercado de oficinas de Madrid. La socimi Silvercode, cuyo principal accionista está controlado por PSP Investments y Drago Capital, cerraba la venta de Castellana 200.

El comprador, Allianz Real Estate, la división inmobiliaria del grupo financiero y asegurador alemán. El precio, por 250 millones de euros, muy por encima de los 144 millones que pagó Silvercode a Reyal Urbis en 2014 por él. Es decir, en cinco años, la socimi ha conseguido unas plusvalías del 74%.

Castellana 200 cuenta con dos edificios de oficinas con una superficie bruta alquilable (SBA) de más de 20.000 metros cuadrados y un centro comercial de 6.500 metros de superficie, así como más de 800 plazas de aparcamiento, si bien, inicialmente Reyal Urbis quería levantar un gran complejo de lujo, con oficinas, 196 viviendas, un hotel de cinco estrellas y un centro comercial.

Las obras del complejo arrancaron en 2006, pero los problemas financieros paralizaron las obras tres años más tarde y el activo paso a manos de un pull de bancos acreedores -Sabadell, Sareb, Santander y BBVA- quienes decidieron ponerlo a la venta en 2014.

Cortesía de Telefónica (+88%)

Edificio vendido por Telefónica a Princeton en 2015.Edificio vendido por Telefónica a Princeton en 2015.

Otra de las operaciones que mayores márgenes ha generado este año ha sido la venta de un edificio que los británicos Princeton Investments compraron en 2015 a Telefónica. Un inmueble situado en la plaza Santo Domingo por el que pagó 24 millones de euros.

Cuatro años después lo ha vendido por 45 millones —es decir, casi el doble— a los franceses Boissée Finances, un grupo hotelero galo que tiene previsto convertirlo en un hotel de alto 'standing' con 155 habitaciones que se sumará a la gran oferta hotelera de la zona.

El edificio, que consta de 10.700 metros cuadrados, se encuentra a pocos metros de la Gran Vía, el corazón turístico y comercial de Madrid. La escasa oferta de plazas hoteleras en el centro de Madrid y las características únicas que proporcionará un hotel en esta ubicación brindaron una oportunidad de inversión muy atractiva.

Artículo Original elconfidencial.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar