Inicio    El fondo Corestate desembarca en Sevilla tras perder la quinta torre de Madrid

Corestate Capital Holding, el fondo de inversión con sede en Luxemburgo que aterrizó en España hace tres años de la mano del Grupo Villar Mir, ha cerrado en Sevilla su segunda operación inmobiliaria en España. Según ha podido confirmar El Confidencial, la compañía ha comprado un solar en la ciudad hispalense a Helena Rivero, hija del fallecido Joaquín Rivero, expresidente de Metrovacesa.

En concreto, el terreno adquirido se encuentra ubicado en el campus de Eusa, el centro universitario de la Cámara de Comercio, sobre el que Corestate desarrollará una residencia de estudiantes con 413 camas (individuales, estudios, dobles…). Además de cocinas equipadas, los estudiantes dispondrán de gimnasio, zona de juegos, salas de estudio, piscina y lavandería, entre otros servicios, tal y como explican desde el propio fondo.

Todo ello sobre una parcela de 2.200 metros cuadrados de superficie y una edificabilidad de 11.000 metros cuadrados. Este proyecto estará operado por Youniq, marca de Corestate, y se sumará al que ultima en Madrid (Project Anna), donde, a finales de 2016, adquirió una antigua residencia universitaria en el distrito de Moncloa cuya inauguración está prevista en septiembre de 2018. Contará con 206 habitaciones, de tal manera que las habitaciones bajo gestión de Corestate en España se ampliarán hasta 700 camas.

Joaquín Rivero fue el encargado de las negociaciones con la Cámara de Comercio de Sevilla para adquirir el solar de Eusa y otro terreno situado junto al Club Antares (1.700 metros cuadrados). Sin embargo, falleció a finales de 2016 sin cerrar la compra, operación que retomó su hija varios meses después. Según comunicó la propia Cámara de Comercio, por ellos ingresó 7,5 millones de euros a finales de 2017.

Tal y como explican a El Confidencial fuentes cercanas a Helena Rivero, volcada en el negocio del vino —preside Bodegas Tradición—, esta no ha querido asumir el riesgo de dos operaciones inmobiliarias y por eso ha decidido desprenderse de uno de estos solares, a pesar de contar con un proyecto sobre el mismo de Novarqia, estudio del arquitecto Jaime Varela. De hecho, tal y como explican las mismas fuentes, Corestate habría decidido continuar adelante con este proyecto, manteniendo al equipo de la empresaria andaluza en la dirección técnica y 'proyect management'.

Club Antares (Sevilla).

Por lo que respecta al otro solar, situado junto al Club Antares, adquirido por la Cámara de Comercio en 2015 por cinco millones de euros cuando la familia González-Barba se declaró en concursos de acreedores, Helena Rivero tiene previsto desarrollar una residencia de estudiantes de superlujo. Las fuentes consultadas aseguran que existen conversaciones con Temprano Capital, de los empresarios ingleses James Preston y Neil Jones, para que sea el operador Collegiate —especializado en residencias de lujo y con quien ya se han aliado en proyectos en Barcelona y Portugal—, quien gestione esta futura residencia. Además, la empresaria estaría en conversaciones con la Cámara de Comercio para adquirir otro solar junto al Club Antares para completar este proyecto.

Gran apetito por las residencias de estudiantes

El segmento de las residencias de estudiantes ha experimentado un gran auge en los últimos meses. A finales del año pasado, Student Properties Spain Socimi se convertía en la primera sociedad anónima de inversión inmobiliaria especializada en este tipo de activos en dar el salto a bolsa, dando el pistoletazo de salida a la llegada de nuevas sociedades especializadas en activos alternativos al parqué.

Varios meses antes, en el verano de 2017, se cerraba una de las operaciones más importantes del sector, cuando la firma británica Global Student Accommodation (GSA), especializada en alojamientos para estudiantes, cerraba la compra de Nexo Residencias, el grupo español de residencias universitarias de Threesixty Developments. Apenas unos meses después, Axa y CBRE GI compraban el grupo de residencias de estudiantes Resa, en manos de Grupo March y Azora.

Estas dos últimas transacciones dispararon el volumen de inversión hasta los 560 millones de euros, 11 veces más respecto a la cifra de 2016, cuando la inversión alcanzó los 50 millones. Una cantidad —la de 560 millones— que "difícilmente veremos este año", apunta Nick Wride, director de Living & Alternatives de JLL, quien apuesta para este 2018 por la compra de activos a rehabilitar o solares.

Como la última gran transacción del sector, la que ha firmado recientemente Corestate en Sevilla. El fondo aterrizó en España de la mano de Inmobiliaria Espacio —del Grupo Villar Mir— con la puesta en marcha de una sociedad conjunta (Iberian Corestate, participada al 50% por los dos socios) con la que pretendía desarrollar la quinta torre en el complejo de oficinas conocido como Cuatro Torres de Madrid y poner en marcha una promotora de viviendas. Sin embargo, la alianza se rompió a finales de 2016 por diferencias ante la estrategia inmobiliaria a seguir.

A pesar de la ruptura, Corestate siguió buscando oportunidades en nuestro país. De hecho, en noviembre de 2016, cuando ya se había consumado la ruptura con Villar Mir, compró una antigua residencia universitaria en Madrid, en el distrito de Moncloa, epicentro universitario de la capital, ya que acoge el mayor número de residencias de estudiantes de la ciudad. Este inmueble albergaba el colegio mayor hispanomexicano Santiago Galas de Arce, y era propiedad de la organización católica Legionarios de Cristo. Por este activo desembolsó 13,5 millones de euros, mientras que se desconoce el importe abonado por los dos solares de Sevilla.

Por otra parte, el fondo empezó a invertir en este tipo de activos en 2009 y actualmente, además de en España, está presente en Alemania —su principal mercado— y Austria. En total, gestiona más de 5.700 camas y cuenta con activos bajo gestión de 22.000 millones de euros, y entre sus clientes figuran inversores semiinstitucionales entre los que se incluyen ultrarricos y 'family offices'. Además, el fondo cotiza en la bolsa de Fráncfort.

Sevilla, en el punto de mira

Sevilla ha entrado en los últimos meses en el radar de los inversores y promotores inmobiliarios. La cotizada Aedas Homes construirá en la ciudad hispalense la mayor urbanización de viviendas en España. Sus competidores más directos, como Vía Célere o Neinor, también cuentan con una importante presencia en Sevilla, con varios proyectos en marcha. El apetito inmobiliario, sin embargo, va más allá del residencial.

Al igual que Bilbao, Valencia o Granada, los expertos coinciden en las posibilidades de negocio fuera de las grandes ciudades de Madrid o Barcelona. Al igual que sucede en estas, existe una enorme escasez de producto en oferta y una elevada demanda. JLL calcula que el ratio en la ciudad hispalense, donde el precio medio de una cama sin pensión completa roza los 500 euros al mes, se sitúa en 25 estudiantes por cada cama.

"Sevilla cuenta con dos grandes universidades públicas —la Universidad de Sevilla y la Universidad Pablo de Olavide— y varias universidades privadas, escuelas de negocios e instituciones privadas que imparten programas tanto de grado como de posgrado. Todas ellas suman más de 85.000 estudiantes. En Sevilla y su área metropolitana, hay un total de 51 centros de alojamiento para estudiantes universitarios, teniendo en cuenta tanto los colegios mayores como residencias de estudiantes públicas y privadas. Entre todos los centros, apenas ofrecen unas 4.500 camas, y por tanto el negocio de la gestión especializada de alojamiento para estudiantes universitarios de grado y posgrado aún tiene mucha capacidad de crecimiento", explica Patricio Palomar, consultor sénior de inversión en Aire Partners.

Este experto recuerda, además, que la universidad pública en Sevilla "tiene una tasa de movilidad superior al 30% aproximadamente, y en el caso de la universidad privada, la tasa sube hasta el 36%. Con apenas 3.800 camas disponibles en los colegios mayores y residencias de la ciudad, su tasa de aprovisionamiento es inferior a la media española y resulta insuficiente para la creciente demanda. En los últimos dos años, se ha registrado un importante incremento de demanda por parte de estudiantes internacionales y la oferta de camas apenas se ha incrementado, resultando en un desequilibrio que podría provocar un incremento en los precios".

Y, "aunque en los últimos años hemos asistido a cierres como el del Colegio Mayor Santa María del Buen Aire en Castilleja de Guzmán o el Colegio Mayor Maese Rodrigo en Mairena del Aljarafe, en Aire Partners hemos asesorado en la viabilidad de al menos dos proyectos para el desarrollo de residencias de estudiantes en el centro de Sevilla", concluye este experto.

Artículo Original elconfidencial.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.