Inicio    Fue bonito mientras duró: los jóvenes piensan que alquilar es tirar el dinero

La apuesta de los españoles por el mercado del alquiler ha durado un suspiro, apenas lo que ha tardado el inmobiliario en recuperar el pulso. Ante la fuerte subida que han experimentado los precios de los alquileres en los últimos cuatro años, algunos mantras en torno a las ventajas de la comprar frente al arrendamiento que parecían prácticamente desterrados están comenzado a recuperar terreno, de nuevo, en la mentalidad de los españoles.

Buena parte de los españoles, especialmente los más jóvenes, vuelve a pensar que alquilar es tirar el dinero y que, ante el boom de los alquileres, piensa que ya compensa pagar una hipoteca frente a un alquiler. Además, ante el convencimiento casi mayoritario de que nos acercamos a una nueva burbuja, son muchos los que se plantean comprar una casa a medio plazo, ya que consideran que vuelve a ser una buena inversión y que un piso, es la mejor herencia que se le puede dejar a un hijo.

Así se desprende del estudio “Radiografía del mercado de la vivienda 2017-2018” realizado por el portal inmobiliario fotocasa tras entrevistar a 5.000 personas,que reflejan imortantes cambios en apenas doce meses y que vuelven a poner de manifiesto cómo en España vuelve a imponerse la propiedad frente al alquiler. "Lo que resulta más llamativo es cómo estos sentimientos se están afianzando mucho más entre los más jóvenes", ha explicado Beatriz Toribio, jefa de estudios del portal inmobiliario. "En el último año se ha incrementado el sentimiento de propiedad entre los españoles".

En un año, la demanda de vivienda de alquiler ha caído un 36%. "Si en 2017 había un 14% de personas que habían alquilado o intentado alquilar una vivienda, en 2018 el porcentaje se reduce al 9%", ha señalado Toribio. "En cuatro años, los precios se han disparado un 40% en Cataluña y un un 30% en Madrid, lo que ha expulsado a muchos ciudadanos del mercado del alquiler, ante la incapacidad de asumir estas fuertes subudas del precios. No obstante, ya hay localizaciones donde los precios han comenzado a bajar, mientras que en otros puntos las subidas no son tan fuertes, por lo que podríamos encontrarnos cerca del techo en el mercado del alquiler", ha advertido esta experta.

Según Toribio, “este informe refleja que las fuertes subidas de precios en los alquileres han hecho mella sobre todo en los jóvenes, reduciendo de forma notable su demanda y, no menos importante, su visión sobre esta forma de vida. Se observa que en comparación con el año anterior, gana fuerza la opción de la compra frente al alquiler, sobre todo en el segmento de 25 a 34 años”. Es decir, todo apunta a que tras el estallido de la crisis, tanto económica como inmobiliaria, el fuerte aumento de desempleo, la falta de ahorros y las dificultades de financiación, han empujado hacia el alquiler a buena parte de los ciudadanos no se han convertido en propietarios porque no podían comprar casa, no porque apostaran realmente por el alquiler como forma de vida.

Entre los que sí se plantean la compra pero la han aplazado para algún momento de los próximos 5 años, los motivos de ese retraso tienen mucho más que ver con las circunstancias socioeconómicas personales que con la coyuntura de la vivienda. Así, un 41% alega que se debe a la situación económica y laboral, un motivo que a nivel cualitativo podemos afirmar que adquiere especial relevancia en los segmentos más jóvenes; un 30% no ha comprado por la falta de ahorros, mientras que un 27% tiene otras prioridades o gastos. Sólo un 14% argumenta que los precios están muy altos y está a la espera de que desciendan para comprar.

Ni siquiera el alquiler termina de calar entre los más jóvenes, quienes aspiran en un futuro a tener una vivienda en propiedad. Así, el informe muestra cómo en casi todos los rangos de edad hay menos proporción de aspirantes a inquilinos que el año anterior, sin embargo, en el tramo de edad de 25 a 34 años se registra este año una subida de tres puntos entre los que han comprado una vivienda, que han pasado del 6% de los encuestados en 2017 al 9% en 2018.

"No obstante", ha aclarado Beatriz Toribio, no se está produciendo un fuerte trasvase del alquiler hacia la compraventa. "Pese a la mejora del contexto económico y la consolidación de la financiación, la demanda de vivienda para comprar por parte de los particulares se mantiene en niveles muy similares a los que veíamos en el informe anterior. Estos datos refuerzan nuestra visión en fotocasa de que la recuperación del mercado de la vivienda va a ser lenta y moderada”, añade Toribio.

¿Cuántas viviendas tienen los españoles?

Por otrO lado, el informe de fotocasa revela cómo España sigue siendo un país de propietarios. En concreto, el 66% es propietario de, al menos, una vivienda. Analizados al detalle, se observa que el 51% de los españoles mayores de 18 años es propietario de una vivienda, el 12% de dos y un 3% de más de dos. Esto lleva a un 34% de la población mayor de 18 años no dispone de vivienda en propiedad frente a un 15% que dispone de 2 o más viviendas.

Si se analizan los usos de estas viviendas, se observa que un 75% de las viviendas en manos de particulares se destinan a residencia habitual, un 12% a segunda residencia, un 8% se alquilan a terceros como residencia habitual, un 1% se destina a alquiler (repartiéndose de forma muy equitativa el alquiler de segunda residencia y el alquiler por cortos periodos de tiempo). Destaca el 4% de viviendas en manos de propietario particulares a las que actualmente no se les da un uso concreto se mantienen principalmente vacías.

Artículo Original elconfidencial.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar