Inicio    La Cortijo vuelve a intereses y pone en posada otras 200 casas de suntuosidad

Más de un centenar de viviendas vendidas en apenas un año. Susana Cereceda, propietaria de la urbanización más exclusiva de Madrid, ha vuelto a despertar el apetito comprador de los bolsillos más adinerados. La primera fase de La Finca Casablanca (LFC), su nuevo proyecto inmobiliario en Pozuelo de Alarcón, el municipio con la renta per cápita de España, está prácticamente vendida. 114 viviendas sobre un total de 144 a razón de 6.200 euros el metro cuadrado para los más rezagados, puesto que quienes reservaron en marzo de 2017 han pagado un 20% menos por sus casas, en torno a 4.800 euros el metro cuadrado (sin terrazas, ni zonas comunes).

Construida al 30% y con el 80% de las ventas, la antigua Procisa da prácticamente por vendida toda la promoción -los precios son en torno a un 15% superiores a la media de la zona-, por lo que la compañía acaba de iniciar la precomercialización de la que será la segunda de la las tres fases en las que se divide LGC, que contará con algo más de medio millar de viviendas.

La buena marcha del sector inmobiliario y en especial el particular boom experimentado por el residencial de lujo han permitido a la compañía salir de pérdidas por primera vez en cuatro años. Durante los años 2014, 2015 y 2016, los problemas económicos de Procisa le llevaron a presentar pérdidas de unos 15 millones de euros, mientras que en 2015, tras un duro proceso de restructuración, consiguió refinanciar la deuda con sus principales acreedores: Allianz, Banco Santander y La Caixa.

En 2017 salió de pérdidas, con unos ingresos de 44 millones de euros y, por primera vez, también, volvió a repartir dividendos: 20 millones. En la actualidad, la deuda del grupo asciende a 600 millones de euros.

Ingresos de 44 millones y 20 en dividendos

A la vista de la buena marcha de las ventas, Cereceda ha puesto en marcha la segunda fase, en la que están proyectadas casi 200 unidades con superficies que irán desde los 80 hasta los 350 metros cuadrados, una tipología de viviendas que dista mucho de la concepción inicial que contemplaba la construcción de viviendas unifamiliares.

Infografía de una de las viviendas de la segunda fase de La Finca Casablanca.

“La mitad de las viviendas tendrán menos de 130 metros cuadrados, mientras que 90 serán de más de 250 metros y hasta 350 metros. Y habrá una tipolgía muy variada, especialmente en las unidades más pequeñas. De una o dos habitaciones, en una planta o de dos, un producto más pensado para el alquiler, si tenemos en cuenta que el Parque Empresarial de La Finca acoge cada día a más de 12.000 personas, entre ellos grandes directivos”, explica a El Confidencial Jorge Morán, vicepresidente de Grupo LaFinca, quien destaca el atractivo de estas unidades en renta para algún fondo de inversión.

El precio de las unidades más pequeñas, no obstante, está aún por definir, mientras que las de mayor tamaño salen al mercado a 6.300 euros el metro cuadrado, a partir de 1,6 millones de euros.

La inversión total en estas dos primeras fases del proyecto rondará los 170 millones de euros -80 millones la primera fase y 90, la segunda-, mientras que los ingresos totales de ambas se situará en torno a 500 millones de euros -190 millones con la primera fase y 300 con la segunda-. Para la primera fase, Cereceda consiguió un préstamo promotor de 130 millones de euros del banco Santander, concedido cuando la promoción se encontraba vendida al 40%.

300 personas en lista de espera

Para estas casi 200 viviendas están negociando otro préstamo que estará supeditado a la comercialización de las viviendas. Según explica Morán, en enero esperan tener la licencia de obra, si bien, las reservas ya han arrancado. De las ventas que se puedan materializar una vez arranque la comercialización, dependerá la concesión del préstamo. “Interés no falta, tenemos a más de 300 personas en lista de espera, muchas de las cuales no encontraron en la primera fase el tipo de vivienda que estaban buscando”, añade Morán.

LGC es una apuesta personal de Susana Cereceda y ha supuesto un cambio estratégico en el modelo de negocio que instauró su padre, orientado a grandes fortunas. Un cambio estratégico que pretende romper barreras y construir viviendas premium, con el sello La Finca, pero algo más accesibles.

El proyecto es uno de los de mayor envergadura en toda la comunidad ya que se levanta sobre una parcela de 740.000 metros cuadrados de zonas comunes que incluye un campo de golf de 19 hoyos, un lago de más de 50.000 metros o un club de campo de casi 48.800. Además, estas viviendas cuestan con el mayor sistema de geotérmica de Europa y es 100% eficiente desde el punto de vista energético.

La crisis golpeó duro a la antigua Procisa, que se dividió en tres compañías tras un duro proceso restructuración societaria, personal y comercial. La Finca Global Assets se encarga de la gestión del parque de oficinas premium -220.000 metros cuadrados- cuya joya de la corona es el Parque Empresarial La Finca. La Finca Somosaguas Golf, centrada en la promoción residencial y de la que forma parte el último proyecto inmobiliario de lujo en Pozuelo, incluye suelos a corto plazo y finalistas. En esta parte del negocio fue donde entró, tal y como adelantó El Confidencial, el fondo Värde.

Por último, La Finca Real Estate Management está compuesta con suelos a largo plazo que necesitan gestión y con riesgo. En total, el grupo tiene suelo en República Dominicana, Baqueira, Mallorca y Madrid, entre otros mercados, para levantar un total de 5.000 viviendas, por los que podría ingresar 650 millones de euros.

Artículo Original elconfidencial.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar