Inicio    La donación de inmuebles. ¿Quién puede donar y/o recibir una propiedad?

Donación Inmueble

Según el artículo 618 del Código Civil, “una donación es el acto por el cual una persona dispone gratuitamente de una cosa en favor de otra, que la acepta“.

Las donaciones pueden ser efectuadas por todas aquellas personas que tengan capacidad para contratar o, en otras palabras, capacidad de obrar. Tiene carácter relativo por depender de la edad y de la aptitud de la persona el hecho de gobernarse por sí misma. Así, tienen de esta manera plena capacidad de obrar los mayores de edad, que no hayan sido incapacitados judicialmente por padecer una enfermedad persistente física o psíquica, que así lo haga necesario.

Recibir donaciones es otra cuestión para la cual nuestro Código Civil establece que pueden ser aceptadas las donaciones por todas aquellas personas que no hayan sido especialmente incapacitadas por ley para este asunto.

Las donaciones pueden ser tanto de bienes inmuebles (propiedades inmobiliarias) como bienes muebles (dinero, joyas, acciones, etc…) con tal que éste se reserve, en plena propiedad o en usufructo, lo necesario para vivir en un estado correspondiente a sus circunstancias. Sobre el tratamiento que se les da para que las donaciones sean válidas en bienes muebles o inmuebles distinguimos:

  • Bienes inmuebles: Para donar un bien inmueble de manera válida ha de hacerse mediante escritura pública, expresándose en ella individualmente los bienes donados y el valor de las cargas que deba satisfacer el donatario. (Art. 633 CC)
  • Bienes muebles: La donación de cosa mueble podrá hacerse verbalmente o por escrito. La verbal requiere la entrega simultánea de la cosa donada. Faltando este requisito, no surtirá efecto si no se hace por escrito y consta en la misma forma la aceptación. (Art. 632 CC)

 

Donaciones en familia

La donación surte efectos desde su aceptación y podrá ser revocada, a instancia del donante en los siguientes casos:

  • Cuando el donatario haya dejado de cumplir alguna de las condiciones que aquél le impuso.
  • Por causa de ingratitud en los casos siguientes:

– Si el donatario cometiere algún delito contra la persona, el honor o los bienes del donante.

– Si el donatario imputare al donante alguno de los delitos que dan lugar a procedimientos de oficio o acusación pública, aunque lo pruebe; a menos que el delito                   se hubiese cometido contra el mismo donatario, su cónyuge o los hijos constituidos bajo su autoridad.

– Si le niega indebidamente los alimentos.

  • Revocada la donación por causa de ingratitud, quedarán, sin embargo, subsistentes las enajenaciones e hipotecas anteriores a la anotación de la demanda de revocación en el Registro de la Propiedad.

Te puede interesar tambien, la herencia.

1 Comentarios

  1. […] Poniendo todo esto en la coctelera, resulta que en cada comunidad conviene seguir una estrategia concreta, que te explicamos en nuestro artículo sobre herencias y donaciones. […]

Los Comentarios están cerrados.