Cuando fallece una persona, los herederos han de hacer frente a una serie de trámites, con el fin de repartir y valorar correctamente la herencia. Según se haya realizado con anterioridad o no un testamento, los procedimientos de actuación serán distintos, ya que los trámites de repartición de herencia son distintos sin la presencia de dicho testamento.

herencia españaEn caso de existir testamento, el registro debe informar cuándo se otorgó y el notario de dicho proceso administrativo, hacia el que los herederos han de dirigirse a obtener una copia. El siguiente paso será la partición de la herencia con arreglo al testamento y respetando las leyes respecto a herencias legítimas, pues existe una serie de personas con derechos forzosos de herencia, y que sólo pueden ser desheredados justificando motivos muy graves.

Por otra parte, en el caso de no existir un testamento, el reparto de la herencia se hará según la ley, siguiendo el orden establecido. En el caso de no haber familiares, la herencia pasa a manos del Estado.

Puede haber casos en los que no se sepa con certeza de la existencia de testamento, existiendo la posibilidad de solicitar un Certificado de Últimas Voluntades.

Los servicios de gestión de bienes patrimoniales también son recurrentes en situaciones de herencias repartidas, pues ofrecen gran ayuda en el momento en el que los bienes heredados se encuentran repartidos.

                           LA PARTICIÓN

la herencia - particion

Partición de bienes

Cuando hay varios herederos, la partición de la herencia se puede realizar ante notario, mediante la escritura de “partición y adjudicación” de herencia. Esta escritura contiene la descripción de los bienes que componen la herencia, su valor, la declaración de herederos, la cuota que corresponde a cada uno de ellos sobre la herencia, qué bienes se atribuyen en pago de la cuota, y su conformidad con la misma.

La partición de la herencia consiste en formalizar el reparto de los bienes del fallecido entre los herederos. Normalmente se hace en los seis meses posteriores al fallecimiento, periodo en que es obligatorio presentar la liquidación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD). Vea Impuesto de Sucesiones: Hacienda pide su parte.

La escritura de partición permite al beneficiario cambiar a su favor la titularidad de los bienes inmuebles en el Registro de la Propiedad, tras la liquidación de los impuestos.

  • Antes de realizar la partición de la herencia, si el fallecido estaba casado en régimen de gananciales, se debe liquidar la sociedad de gananciales para adjudicar al cónyuge viudo los bienes que le correspondan. Esta liquidación suele hacerse ante notario en el mismo acto que la escritura de la partición de la herencia.
  • Todos los herederos deben firmar ante notario su conformidad con la “escritura de partición y adjudicación” de la herencia, la escritura pública donde se recoge el reparto de la herencia. En esta escritura se describen los bienes heredados, su valor real, a qué herederos se atribuye cada una y la cuota de participación.
  • Si uno de los herederos se opone al reparto de la herencia, éste queda bloqueado. Si en el testamento se ha designado un albacea, será él quien se encargue de realizar la partición. En último término, habrá que acudir a los tribunales. La adjudicación de los bienes, es decir, el reparto de la herencia, puede modificarse antes de firmar si todos los herederos están de acuerdo. De igual manera, si aparecen nuevos bienes tras la partición, se sumarán a la masa y se repartirá de nuevo, igual que si se ha omitido a algún heredero.
  • Si alguno de los herederos considera que sus derechos se han visto vulnerados, puede solicitar la anulación de la partición en los tribunales.
  • El plazo para impugnar una partición de la herencia, con un procedimiento judicial, es de cuatro años.
  • Hasta que no se realice la partición por medio de escritura o procedimiento judicial, los herederos no pueden vender los bienes.

          HEREDAR SIN ESCRITURA DE PARTICIÓN

  • En algunos casos no es necesario realizar la escritura de la partición de la herencia, con lo que los trámites pueden simplificarse.

  • Si hay un heredero único, no hay partición, ya que todos los bienes y deudas de la herencia se le van a atribuir. Por tanto, sólo se produce una aceptación de herencia. En este caso, no es necesaria una escritura pública de partición y asignación. Bastará un documento privado de manifestación y aceptación de herencia en el que declare ser heredero único, se describan los bienes que pertenecían al fallecido y que usted, como heredero, acepta y se adjudica, solicitando sean registrados a su nombre.

  • Esa instancia privada, acompañada  de los títulos que acrediten la condición de heredero: una copia auténtica del testamento (o en el caso de sucesión intestada, el auto judicial o el acta notarial de declaración de heredero abintestato), el certificado de defunción y el certificado del Registro General Actos de Ultima Voluntad, le permitirá liquidar los impuestos. Después, con esos documentos y la carta de pago en * Hacienda del Impuesto de Sucesiones (modelo 659)  el único heredero podrá inscribir los bienes inmuebles a su nombre o acreditar su propiedad.

  • Si el único heredero era además el cónyuge, aunque el régimen económico del matrimonio hubiera sido de gananciales, tampoco será necesaria la escritura de disolución de la sociedad de gananciales.

  • Ver el enlace para conseguir el modelo de aceptación de herencia de la Ocu , al pie , para solicitar la inscripción en el Registro de la propiedad de inmuebles a favor de heredero único.

No es preciso dar escritura pública de partición de herencia en el caso de que, aún habiendo varios herederos, no haya inmuebles en el patrimonio del causante. En esos casos basta como en los casos anteriores, el título sucesorio (testamento, o la declaración judicial o acta notarial de herederos abintestato), y una instancia que pueden realizar de común acuerdo todos los herederos en un documento privado.

 IMPUESTO DE SUCESIONES:  HACIENDA PIDE SU PARTE

la herencia - impuestosEl Impuesto de Sucesiones grava las herencias. Hay que liquidarlo en lo seis meses siguientes al

fallecimiento. Su regulación está en manos de las Comunidades Autónomas, con lo que hay grandes diferencias según el lugar de residencia: mientras que en algunas comunidades hay grandes ventajas fiscales, en otras son inexistentes.

Los herederos que son descendientes, ascendientes o cónyuge del fallecido no pagan Sucesiones en el País Vasco. Y pagan muy poco en Navarra, Cantabria, La Rioja, Baleares, Castilla y León, Madrid, Murcia, Castilla-La Mancha, Canarias y Comunidad Valenciana.

Las Comunidades Autónomas con menos ventajas fiscales para este Impuesto que grava las herencias son Andalucía, Aragón, Asturias, Cataluña, Extremadura y Galicia. Si usted vive en alguna de estas, deberá pagar si recibe una herencia.

   Herencias que dejas o recibes: piensa en ellas

Es importante conocer algunas cosas muy básicas sobre las herencias, poniéndose en la piel del que deja sus bienes y en la piel del que los recibe. ¿Por qué?

Para empezar, hay un 10% de herencias conflictivas y de ellas, la cuarta parte está enquistada, pues el conflicto sigue abierto tras cinco años de discusiones.

Cuando hay conflictos, es muy común que un inmueble recibido en pro indiviso sea el motivo de los roces. Teniendo en cuenta que los inmuebles son el bien protagonista de las herencias españolas, no está de más intentar anticiparse a los problemas y atajarlos de raíz.

Sin embargo, casi dos tercios de los encuestados no han previsto nada con respecto a la forma en la que van a transmitir sus bienes.

Por el lado de los herederos, tampoco están las cosas muy claras: un 86% de la gente no sabe cuántos impuestos tendría que pagar si recibiera hoy una herencia.

¿No sabes nada de este tema? Pues te brindamos la información más básica que concierne a las herencias. Eso sí, recuerda que el Impuesto de Sucesiones lo gestionan las comunidades autónomas y tiene muchas variantes regionales. Los consejos valen sobre todo en el territorio común y no tanto en los territorios forales (País Vasco, Navarra), donde heredar tiene un trato muy ventajoso.

SI VAS A DEJAR UNA HERENCIA
Que hay que saber  cuando se trata de dejar tus bienes a otros

la herencia

  • Si no planificas nada y no haces testamento, tu herencia se transmitirá de la forma que la ley prevé por defecto.
  • Tus bienes se repartirán entre tus herederos: tu viudo (si lo tienes, siempre hereda una parte), tus hijos y nietos (si los tienes, siempre heredan otra parte o bien todo cuando no hay viudo) y tus padres o abuelos (que solo son herederos forzosos si no tienes descendientes). De no existir herederos forzosos, heredarán tus hermanos, tus sobrinos, tus tíos y tus primos. Por último, si careces de herederos, tus bienes pasarán al Estado.
  • Cada heredero recibirá la porción de la herencia que marque la ley. Por ejemplo, si solo tienes hijos, lo recibirán todo a partes iguales. Y si tienes cónyuge y padres, pero no hijos, tu viudo recibirá el usufructo de la mitad de la herencia y tus padres la nuda propiedad de esa mitad y la plena propiedad de la mitad restante, repartidas entre ellos por igual.
  • Si el reparto legal no coincide con tus deseos, tienes que hacer testamento. Por ejemplo, no te queda más remedio que testar si quieres beneficiar a tu pareja de hecho o a un amigo o bien quieres que uno de tus hijos reciba una porción mayor que los demás, por ejemplo, porque sufre una discapacidad.
  • Hacer testamento no significa repartir libremente como tú quieras. Si tienes herederos forzosos, debes disponer que esas personas reciben al menos su “legítima”, que es el mínimo que la ley obliga a dejarles. Si no lo haces, los herederos forzosos perjudicados pueden impugnar el testamento y al final tus planes serían ignorados en favor del reparto legal por defecto.
  • Si haces testamento, lo mejor es hacerlo ante notario, ya que es barato y te aseguras de que no tomas decisiones contrarias a la ley. Además, es conveniente que guardes una copia del testamento en casa y que si lo cambias, destruyas el anterior para no causar confusión.
  • Tus herederos tendrán que declarar el Impuesto de Sucesiones por los bienes que les dejes. Heredar les puede salir muy caro, sobre todo en aquellas comunidades donde el impuesto es alto. Para evitar que los impuestos dejen la herencia muy mermada o que tus herederos se vean incapaces de pagar el impuesto y disfrutar de la herencia, puedes transmitirles en vida tus bienes o parte de ellos recurriendo a las donaciones. Pero estaestrategia, que merece un estudio previo muy afinado, solo sirve en las familias muy unidas y cuando se tienen las ideas muy claras.
  • Si quieres beneficiar a tus sobrinos, tus tíos o a otras personas que no son parientes, es recomendable  que empieces a disfrutar con ellos de tus bienes ahora, porque la herencia en estos casos obliga a pagar un impuesto muy alto.


    EN CASO DE QUE RECIBAS UNA HERENCIA

  • Si fallece alguien de quien crees que puedes ser beneficiario, solicita su certificado de defunción y preséntalo en el Registro de Últimas Voluntades, donde te dirán si figuras en el testamento (esto solo sirve si el difunto había hecho testamento notarial).
  • Si aceptas una herencia, no solo aceptas los bienes sino también las deudas. Si las deudas son mayores que los bienes, tendrás que responder de ellas con elpatrimonio que tengas. Por ejemplo, si heredas un piso con una hipoteca más alta de lo que hoy día vale el piso, tendrás que pagar la hipoteca y responder de ella con lo que tuvieras antes de heredar. Para evitar este encontrarte con este enorme problema , debes aceptar la herencia “ A BENEFICIO DE INVENTARIO ”, de modo que solo los bienes heredados responden de las deudas. Si no bastan para saldarlas, los acreedores no pueden ir contra tu patrimonio. Y si por el contrario sobra algo después de pagarlas, se reparte entre los herederos.
  • Heredar obliga a declarar el Impuesto de Sucesiones, que es más alto o más bajo dependiendo del valor de los bienes heredados, de tu parentesco con el difunto y del patrimonio que tú poseas al heredar. Los dos últimos factores no se pueden cambiar, pero sin embargo es posible recortar los impuestos haciendo una buena valoración de los bienes heredados y adjudicándolos del modo más conveniente para el conjunto de los herederos.
  • Si has heredado junto con tus hijos, piensa en la posibilidad de renunciar a tu parte de forma “pura y simple”, para que engorde lo que ellos reciban. Así evitas que la herencia tribute dos veces, una al heredar tú y otra al heredar tus hijos cuando tú fallezcas. Todo ello, se sobreentiende, si tu relación con tus hijos es estrecha y vas a poder disfrutar de la herencia en la práctica igual que si la hubieras recibido.

Cartas tipo  :    Modelo privado de aceptación de herencia y solicitud de inscripción de bienes

     Actúa cuanto antes, por si sube el Impuesto de Sucesiones y Donaciones

Actualmente, el coste de recibir una donación o una herencia es muy diferente entre unas y otras comunidades autónomas. Las hay donde es barato y las hay donde es caro o carísimo. Pero el Impuesto de Sucesiones y Donaciones amenaza con subir por doquier (salvo en Navarra y el País Vasco), para rellenar las maltrechas arcas públicas.

Obviamente, uno no puede morirse por adelantado para que sus hijos se beneficien de un impuesto pequeño sobre la herencia. Pero sí puede adelantar la transmisión del patrimonio mediante una donación, allí donde recibir una donación aún cuesta poco.

No hablamos de cantidades pequeñas. En Canarias, hace muy pocos años, costaba 200 euros recibir un patrimonio que hoy, después de la subida del impuesto, cuesta 140.000 euros recibir.

La estrategia para impedir que tus hijos tengan que deshacerse de una gran suma para recibir la herencia, obliga a una buena planificación, porque se trata de que para ti tenga también el menor coste posible. Piensa que si donas un bien y aunque no ganes absolutamente nada con ello, tendrás que pagar el impuesto de la renta por las ganancias teóricamente acumuladas desde el momento en que lo habías adquirido originalmente y el momento de donarlo.

                    Donar para salir ganando

 

abuelo-nieta

Quizás sueñes con poder beneficiar económicamente a tus hijos, sin saber que está a tu alcance. En algunas comunidades, puedes transmitirles tu patrimonio mediante una donación en vez de dejárselo en herencia, y ahorrarles un dineral en impuestos. Pero urge actuar.

Para que tu estrategia de adelantar la transmisión del patrimonio sea exitosa, hay que tener en cuenta varios consejos básicos:

*      No hagas esto a menos que tu familia esté muy unida porque una vez que tus hijos sean titulares de los bienes donados, en principio pueden hacer lo que quieran con ellos.

*       No dones todo el patrimonio indiscriminadamente.  Es más interesante dejar en herencia la vivienda habitual (cuesta poco recibirla así) y los seguros de vida (una vez designados los herederos como beneficiarios). Además, es mejor vender los bienes que acumulan pérdidas y donar lo obtenido con la venta, porque así las pérdidas se pueden aprovechar fiscalmente para reducir ganancias. Sin embargo, sí interesa donar estos bienes:

*    Los que acumulan ganancias que se pueden compensar con alguna pérdida.

*    Los que acumulan ganancias parcialmente exentas en el IRPF, a saber, acciones cotizadas compradas antes del 31 de diciembre de 1991, los inmuebles comprados antes del 31 de diciembre de 1986 y los bienes de otro tipo adquiridos antes del 31 de diciembre de 1988.

*    Los bienes que producen rentas periódicas (acciones, inmuebles alquilados…), siempre que el receptor de la donación pague poco o nada de IRPF.

*    Ten en cuenta dónde resides túdónde residen tus hijos y dónde tienes inmuebles que podrías donarles. Ten en cuenta que:

*    Las herencias tributan según la normativa de la comunidad en la que más tiempo residiera el fallecido en sus últimos cinco años de vida.

*    Las donaciones de cualquier bien que no sea un inmueble tributan según la normativa de la comunidad en la que resida el receptor de la donación.

*     Las donaciones de inmuebles tributan según la normativa de la comunidad en la que estén emplazados.

Poniendo todo esto en la coctelera, resulta que en cada comunidad conviene seguir una estrategia concreta, que te explicamos en nuestro artículo sobre herencias y donaciones.

Simplificando mucho, digamos que, a día de hoy, interesa donar el máximo posible de bienes cuando los hijos residen en Aragón, Castilla La Mancha, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Galicia, Navarra, Madrid y País Vasco (también interesa donar inmuebles allí situados, vivas donde vivas tú o tus hijos). En las demás comunidades, también se puede hacer algo por evitar que el patrimonio les llegue a los hijos muy menoscabado, pero la estrategia es otra, que también recurre a las donaciones (eso sí, fraccionadas y espaciadas por tres años y un día).

 

Colegio Territorial de Administradores de  Fincas de Valencia   Nº de Colegiado  2.266  

Artículos relacionados

2 Comentarios

  1. […] ¿Y si la vivienda es heredada? “Cuando se hereda un inmueble se le da un valor en base a las tablas del catastro, y en función de esa cantidad se hacen los cálculos”. Por otro lado, si no hay ganancia —si la casa se vende por un precio inferior al que se ha comprado—, no habrá que tributar por la plusvalía. Pero merece la pena declarar igualmente la pérdida patrimonial en la declaración de la renta: la ley establece que el perjuicio generado por la operación puede ser compensado con las eventuales ganancias que se obtengan a lo largo de los cuatro años siguientes. […]

  2. […] Te puede interesar tambien, la herencia. […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: