Inicio    La venta de viviendas se estanca en el arranque de 2019

El mercado residencial español ha arrancado 2019 sin mucha fuerza. Durante el primer mes del año se vendieron en España 40.388 transacciones, lo que supone apenas un aumento interanual del 0,3% (del 0,8% en la serie corregida de estacionalidad). Por tipo de vivienda, la venta de pisos mostró un caída interanual del 1,3% (1,0% en la serie corregida por estacionalidad), mientras que la venta de viviendas unifamiliares mostró un incremento del 6,6% interanual.

Son datos del Consejo General del notariado, es decir, muestra las compraventas que se firmaron ante notario durante el mes de enero. Los notarios achacan esta caída en la venta de pisos a la contracción de las de pisos de segunda mano, cuyas transacciones se redujeron un 1,5% ya que la venta de pisos nuevos sí aumentó de manera ligera (0,1%). Hay que recordar que la vivienda de segunda mano es ha convertido en el motor del mercado residencial ya que representa cerca del 905 de las transacciones.

¿Estamos ante los primeros síntomas de agotamiento del mercado? La semana pasada, el Ministerio de Fomento publicó los datos de la compraventa de viviendas de todo 2018. A pesar de que el año pasado se alcanzaron cifras no vistas desde 2008, lo cierto es el ritmo de crecimiento fue mucho más moderado que en los dos últimos ejercicios. no obstante, una cierta ralentización de las transacciones, ya que en los dos últimos ejercicios las ventas crecieron a doble dígito, un 16,2% en 2017 y un 14% en 2016.

En concreto, el año pasado las ventas se incrementaron un 9,3% respecto a un año antes. Con todo ello, la compraventa de vivienda encadena ya cinco años de subidas, que se retomaron en 2014 con un aumento superior al 21%.

Una ralentización que algunos expertos acahacan al caos generado por el Tribunal Supremo respecto al impuesto de las hipotecas, pero que otros achacan a un menor dinamismo en el mercado.

En concreto, el año pasado las ventas se incrementaron un 9,3% respecto a un año antes, mientras que en 2017 el aumento fue del 16,2% y en 2016, del 14%. . Con todo ello, la compraventa de vivienda encadena ya cinco años de subidas, que se retomaron en 2014 con un aumento superior al 21%.

Detrás de este posible estancamiento de las ventas podría encontrarse el fuete aumento de los precios que en algunas localizaciones se encuentran cerca de máximos históricos. Precios que muchas familias ya no podrían permitirse pagar.

Los datos de los notarios muestran cómo en términos de precio promedio, el metro cuadrado de las viviendas compradas en enero alcanzó los 1.424 euros, reflejando así un aumento del 2,6% interanual. Este incremento del precio por metro cuadrado de las viviendas se debió tanto al aumento del precio de las viviendas unifamiliares (4,1%) como al de los pisos (2,7%).

La vivienda de segunda mano se situó en los 1.555 euros con apenas una subida del 1,0% interanual, frente al fuerte incremento del 18,5% en obra nueva hasta un precio medio de 2.186 euros el metro cuadrado. La enorme escasez de obra nueva, el fuerte incremento de los precios del suelo y los elevados costes de construcción siguen trasladándose a los precios finales de las viviendas de nueva construcción.

Artículo Original elconfidencial.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar