Inicio    Las dos zonas en las que más sube el alquiler de Madrid, señaladas por la delincuencia

Alquilar un piso en Madrid es cada día más caro. Si echamos la vista cuatro años atrás, a lo más profundo de la crisis, descubrimos que la ciudad se está encareciendo global y aceleradamente, sin distinciones de clase social o emplazamiento. Tetuán sube un 37 %, Chamberí y Retiro un 32 %, Salamanca un 28 %, Moncloa un 22 %… ningún barrio se libra de las subidas, que están provocando la expulsión de muchos ciudadanos hacia la periferia.

No obstante, y pese a que nos encontramos en un escenario de subidas en todo el país, en Madrid hay puntos especialmente calientes. La consultora urbanData Analytics, que realiza informes inmobiliarios muy recurridos por los fondos de inversión y 'socimis', ha identificado para este periódico las dos zonas que más se disparan en Madrid en el último año. Están en Delicias, en Arganzuela, y en Berruguete, Tetuán.

En el distrito de Arganzuela, los barrios de Delicias y Legazpi registran los mayores precios de alquiler nunca vistos. En tres años suben un 40 %, mientras que la zona de La Chopera y Acacias han pegado el estirón durante el último año, con incrementos por encima del 20 %. "Estos cuatro barrios se desarrollan en el lado norte de Madrid Río y tienen un comportamiento diferenciado con los otros tres barrios del distrito (Imperial, Palos de Moguer y Atocha), conformados en el entorno lateral y trasero de la estación de Atocha", explica Carlos Olmos, fundador de urbanData.

En este entorno, destaca la localización en torno a la Plaza Beata María Ana de Jesús, así como los tramos aledaños del Paseo de las Delicias y las calles Embajadores y Alicante, donde las rentas por arrendamiento crecen más de un 25 %. "Este foco está muy bien dotado de transporte público y es un centro con fácil acceso a Madrid Río, Atocha, Paseo de los Museos y Lavapiés, lo que lo configura como uno de los nuevos focos de residencia de la capital", detalla Olmos.

La plaza de Beata María Ana de Jesús, al lado de la plaza de Rutilio Gacís. (Google Maps)

Más al norte, en Tetuán, vivir en la calle Lérida o el tramo de Bravo Murillo alrededor de la estación de metro de Estrecho también cuesta un 25 % más caro que en 2017. Tetuán es el distrito de Madrid que más se ha revalorizado para el alquiler, especialmente Valdeacederas, Berruguete y Bellas Vistas, los barrios del oeste, que cuestan un 40 % más que en 2013. "Sin duda Tetuán es un distrito que está sufriendo cambios urbanísticos importantes y su cercanía al polo de concentración de puestos de trabajo que forma Plaza Castilla está provocando un gran dinamismo en el mercado inmobiliario de la zona, superando ampliamente los máximos históricos del 2007. Estaremos atentos a su evolución a lo largo de este año, con especial atención a las zonas más próximas al sector de Distrito Castellana Norte", explica Olmos.

El tramo caliente de Bravo Murillo, muy cerca de Topete. (Google Maps)

Si se fija en los mapas anteriores, notará un icono de incendio cerca de donde se registran picos de interés en la vivienda. Se trata de zonas que Ciudadanos Madrid ha señalado reiteradamente como nidos de delincuencia, a menudo en contra de la opinión de los propios vecinos. Consultados por la situación de la calle Topete, a la que se ha llegado denominar "el Bronx de Madrid", la plataforma vecinal de Tetuán le quita hierro al asunto: "Ahora puedes ir por el barrio mucho más tranquilo que en los 80 y los 90, cuando sí había un problema de seguridad por culpa de las drogas, pero entonces nadie nos hacía caso", dicen. Sea como fuere, apenas 300 metros separan al "Bronx de Madrid" de la manzana de la capital donde más se revaloriza el metro cuadrado para alquiler.

En Arganzuela el punto señalado por Ciudadanos es la Plaza de Rutilio Gacís, a tres minutos caminando de la Plaza de la Beata. Los representantes municipales de la formación naranja sostienen que en la plaza se dan "graves problemas de seguridad, ruido, consumo y menudeo de drogas, alcohol, suciedad, insalubridad y otros conflictos de convivencia". De tal magnitud es el problema que han creado una cuenta de Twitter para la causa que acumula 177 seguidores. De nuevo desde Bloque Arganzuela, una de las principales asociaciones vecinales del barrio, ofrecen una versión matizada: "En esta plaza siempre ha habido jaleo, mucho movimiento en las calles, porque es un emplazamiento de latinoamericanos, pero llevo muchos años viviendo en el barrio y nunca he escuchado que nadie pase miedo o que la evite. Al revés, mi suegro me cuenta batallitas de cuando era joven en el barrio y no tiene nada que ver, por entonces sí que había delincuencia", explica Natalia Moreno. En líneas generales, tanto en Tetuán como en Arganzuela, reconocen las zonas como las más degradadas históricamente, pero consideran que no han empeorado y no comprenden el revuelo que se está generando en torno a ellas.

Además de la cercanía a los puntos más calientes del alquiler, la plaza de Rutilio Gacís y la calle Topete tienen otras similitudes, como que muestran casas más baratas que las de su entorno y que están ocupadas principalmente por inmigrantes. La combinación de estos elementos hace que los inquilinos peguen un respingo: "Esta descripción de elementos encaja casi milimétricamente con lo que entendemos como proceso gentrificador", dice José Inguuit​, del Sindicato de inquilinas. "Se fomenta la degradación de una zona para posteriormente reformarla y sustituir a los vecinos de siempre por otros con mayor poder adquisitivo, siempre en beneficio de la seguridad y para negocio de los propietarios. No me extraña lo más mínimo esto que está sucediendo en Tetuán y Delicias, lo estamos viendo también en San Diego, en Vallecas, y hemos visto el proceso completo en Chueca o Malasaña hace bien poco… lo estamos siguiendo de cerca", concluyen desde el Sindicato.

Artículo Original elconfidencial.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.