Inicio    Miles de hipotecados celebran cuatro años en negativo del euríbor con una nueva caída

El euríbor está de aniversario. Este mes de febrero se celebran cuatro años desde que el índice entró en terreno negativo por primera vez en su historia. Una situación que ha permitido a miles de hipotecados ahorrar un buen pellizco en la cuota de sus hipotecas. El principal indicador de las hipotecas variables en España se tiñó de rojo por primera vez en febrero de 2016, cuando despidió el mes en el -0,008% y desde entonces no ha conseguido acercarse a terreno positivo.

Este mes de febrero, el euríbor cerrará en el -0,286%, una cifra que supone una nueva recaída después de cinco meses de subida —septiembre, octubre, noviembre, diciembre y enero—. Además, se sitúa por debajo del cierre de hace un año (-0,108%), lo que se traducirá en un nuevo ahorro para cientos de familias.

"La verdad que nadie esperaba que el euríbor marcara cifras negativas durante un periodo tan largo de tiempo. Otro tema es que, dadas las cifras de los últimos meses, los expertos en el sector financiero adelantasen que sería un recorrido en negativo bastante extenso y creemos que por lo menos durante todo este año seguirá la misma tendencia negativa", señala Ruth Armesto, directora de Canal Digital Hipotecas.com.

Estos cuatro años en negativo han permitido a los hipotecados a tipo variable un ahorro que, según cálculos de iAhorro, se sitúa entre los 200 y los 400 euros. Por ejemplo, en el caso de préstamos hipotecarios de 150.000 euros a 30 años con un diferencial de euríbor +0,99%. La cuota de las hipotecas ha pasado de 479,77 euros mensuales en 2016 mensuales a los actuales 462,47 euros. Un ahorro de 17,3 euros al mes que se traduce en 207,6 euros al año, en estos últimos cuatro años.

"El mayor ahorro en las cuotas se ha producido este 2020. Los hipotecados pagarán los próximos 12 meses 462,47 euros de cuota frente a los 473,99 euros que han pagado el último año. Esto supone un ahorro anual de 138,24 euros. Si a esta cantidad le sumamos la diferencia en el pago de cuotas de los tres años siguientes llegamos al ahorro de 207,6 euros", señalan desde iAhorro.com.

El ahorro es más notable en hipotecas de cantidades más altas. De esta manera, en el caso de un préstamo de 300.000 euros a 30 años a euríbor +0,99%, los hipotecados habrán notado un ahorro de hasta 415 euros en cuatro años, según los cálculos de este portal. "En ese caso, las cuotas han pasado de ser de 959,55 euros en 2016 a los 924,94 euros que pagarán en los próximos meses con el nuevo dato del euríbor".

¿Cuándo volverá a terreno positivo?

En estos cuatro años, el euríbor tuvo un amago alcista a mediados de 2018. Sin embargo, el año pasado, ante el deterioro de las perspectivas económicas en Europa y los mensajes del Banco Central Europeo (BCE) que alejaban una posible subida de los tipos de interés, el indicador ahondó en su caída. De hecho, los analistas prevén que el euríbor no vuelva a terreno positivo al menos hasta 2021.

Bankinter, por ejemplo, fija para este año un escenario central para el indicador en el -0,22%, si bien, considera que podría moverse entre un mínimo del -0,27% —lejos de los mínimos históricos de agosto— y un máximo del -0,17%. Por su parte, dentro de un año, el escenario central que maneja la entidad naranja es de un -0,10%, con un escenario pesimista del -0,15% y uno optimista del -0,05%. Es decir, dentro de dos años, Bankinter aún sitúa el indicador ligeramente en negativo.

"Es normal que siga siendo así de bajo, ya que el pasado mes de diciembre el BCE mantuvo su compromiso de no subir los tipos de interés mientras no se alcance el objetivo de inflación. Además, este descenso se produce después de que el mercado haya comprobado que la sustitución del antiguo presidente del BCE, Mario Draghi, por Christine Lagarde no ha modificado la política de la institución", explica la directora Canal Digital Hipotecas.com.

Para Simone Colombelli, director de hipotecas de iAhorro.com, "a las decisiones del BCE hay que sumarle el contexto económico actual. Todos los informes apuntan a un parón en el sector inmobiliario y a una recesión. A esto se han unido las caídas de la bolsa y el efecto del coronavirus en muchos países. Este escenario favorece que el euríbor siga en terreno negativo por lo menos en lo que nos queda de año".

¿Cuál es el futuro del euríbor?

Además, en estos cuatro años, según los expertos, el euríbor ha demostrado que es muy sensible a las decisiones del BCE y al contexto económico internacional. Teniendo en cuenta estos datos, la directora del canal digital Hipotecas.com considera que este índice se mantendrá a estos niveles mientras las perspectivas de inflación y crecimiento no cambien de forma significativa.

"Ante la ausencia de cambios en el escenario económico, pensamos que lo más probable es que se mantenga en negativo durante todo el año", apunta Ruth Armesto.Por su parte, Simone Colombelli cree que el principal indicador de las hipotecas variables seguirá bajando en los próximos meses. "Es posible que nos vuelva a regalar algún que otro récord histórico motivado por el contexto económico. Esta noticia es muy buena para las personas que están hipotecadas en la actualidad ya que van a ver como sus cuotas siguen bajando".

A largo plazo, ambos expertos se muestran prudentes a la hora de concretar un dato. Tanto Armesto como Colombelli coinciden en que es posible que entre 2021 y 2022 empiece a aumentar un poco, aunque el dato seguirá muy próximo a cero. Los mínimos del euríbor podrían seguir favoreciendo la contratación de hipotecas a tipo fijo.

Según iAhorro.com, en el mercado se pueden contratar hipotecas fijas en torno al 1,35% sin ningún tipo de combinación "algo que hasta ahora era impensable. Las hipotecas fijas tienen unas ofertas muy buenas que están atrayendo a muchos clientes", señala el director de Hipotecas de este portal, al tiempo que recuerda que la tendencia hipotecaria en los últimos meses ha cambiado.

"La tendencia a favor de las hipotecas fijas cambió hace unos meses y se ha ido manteniendo. Hace apenas cinco años, el 85%-90% de las hipotecas que se contrataban eran variables, ahora suponen el 55%-60%. Esto ha ocurrido por dos motivos, el primero es que los bancos mantienen su apuesta por este tipo de préstamos con muy buenas ofertas, incluso con ofertas agresivas. Por otro lado, los clientes cada vez preguntan más por las hipotecas fijas que por las variables porque buscan tranquilidad y saben que en algún momento el euríbor volverá a subir", concluye Colombelli.

Artículo Original elconfidencial.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar