Inicio    Quabit construirá 500 viviendas en primera línea de playa de Alboraya (Valencia)

La promotora Quabit entra en el UE-2 Port Saplaya (Alboraya, Valencia), uno de los pocos sectores existentes en primera línea de playa que pueden desarrollarse actualmente en la localidad, "estratégico por su capacidad de desarrollo a medio plazo, su alto potencial de revalorización y su excelente localización", señala su presidente, Félix Abánades. Lo hace con un terreno de 52.000 metros cuadrados en los que, en un plazo de tres años, tiene previsto comenzar a construir 500 viviendas.

A 15 minutos del centro de Valencia y comunicado por la V-21, el proyecto se encuentra ubicado en Port Saplaya, la zona residencial costera del municipio, a continuación de la playa de La Malvarrosa–Patacona. La propuesta de Quabit dará espacio a promociones residenciales de alta calidad, tanto de primera como de segunda residencia. También se dotará de todos los servicios necesarios, áreas de ocio y comerciales y amplios espacios verdes, todo ello lindando con el Paseo Marítimo y la Playa de Port Saplaya.

El sector tiene la calificación de suelo urbano, con casi 110.000 metros cuadrados de superficie, con uso dominante residencial para más de 850 viviendas y terciario. Quabit, como propietaria mayoritaria en un 60%, tiene previsto acometer de forma inmediata las gestiones urbanísticas pendientes. "La nueva propuesta urbanística de Quabit responde a un modelo urbanístico sostenible y ambientalmente equilibrado, adaptado a las exigencias y demandas del mercado inmobiliario actual", asegura Abánades.

Avance de propuesta de ordenación urbanística.Avance de propuesta de ordenación urbanística.

Los terrenos, procedentes de Egusa

Los terrenos que usará la promotora provienen de Egusa, la empresa de gestión urbanística de Alboraya, y servirán como dación en pago para liquidar su deuda de 26,3 millones de euros. Por un lado, 23,4 millones de euros que Quabit adelantó al municipio valenciano para el desarrollo de UE-2 Port Saplaya y que finalmente quedó paralizado. Y por otro, 2,9 millones de euros en concepto de intereses legales devengados sobre la cantidad principal desde febrero de 2014, fecha en la que Quabit reclamó por incumplimiento la resolución del contrato.

En diciembre de 2016, el Juzgado de Instrucción número 6 dio la razón a Quabit en una sentencia ratificada posteriormente por la Audiencia Provincial de Valencia. Finalmente, tras tres años de negociaciones, se ha cerrado el acuerdo entre ambas entidades, que acabará materializándose en unos tres meses.

"Ambas partes podemos sentirnos satisfechas por el trabajo conjunto realizado", explica el presidente de Quabit, Félix Abánades. "Por un lado, Egusa ha conseguido cancelar un pasivo que estaba ‘estrangulando’ financieramente a Alboraya. Por otro, Quabit ve saldada la deuda con unos solares que nos van a permitir reactivar un sector estratégico que llevaba demasiado tiempo paralizado, lo que repercutirá favorablemente en el municipio y afianzará nuestra presencia en Levante".

Artículo Original elconfidencial.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar