Home    Savills ajusta la cúpula directiva tras la integración con Aguirre Newman

Cambios en la alta dirección de Savills Aguirre Newman en España. A punto de cumplirse un año desde la integración de ambas compañías, la consultora inmobiliaria ha apostado por una cúpula directiva más sencilla para gestionar todo el negocio inmobiliario en nuestro país. Un proceso de reorganización interno -no hay fichajes externos- marcada por una apuesta clara por hombres de la firma que asumirán el relevo generacional en un momento de pleno auge del sector en España.

Rafael Merry del Val (54) asciende de consejero delegado a vicepresidente ejecutivo, mientras que Jaime Pascual-Sanchiz (47) promociona de director general a consejero delegado. Alejandro Campoy (42), por su parte, asumirá las riendas de la dirección general en sustitución de José Navarro, que dejará la compañía por motivos personales a finales de este año tras una década al frente de la dirección general de Savills en España. Es decir, la función de consejero delegado, que hasta ahora recaía en Merry del Val y Stephen Newman (59), queda integrada en un único directivo, al igual que sucede con la dirección general, hasta ahora en manos de Pascual-Sanchiz y José Navarro.

“Tras un año exitoso en el proceso de integración, la promoción de Jaime y Alejandro al primer nivel de la estructura directiva de la compañía representa el futuro. Ambos son clave para conducir nuestro esfuerzo en mantener la posición de Savills Aguirre Newman como líderes en el mercado español. Quiero aprovechar para dar las gracias a José Navarro, que ha sido una parte esencial para el éxito del negocio de Savills en España y le deseo todo lo mejor para el futuro”, ha señalado Rafael Merry del Val.

Savills acordó el pasado verano la compra de Aguirre Newman por 67 millones de euros y formalizó la fusión a principios de este año. Como parte del proceso de integración, la compañía, para la que trabajan casi medio millar de empleados, decidió trasladar hace unos meses su cuartel general a su nueva sede en Castellana 81, la histórica 'torre negra' que durante años acogió a BBVA.

En pleno auge inmobiliario, con cifras récord de inversión, Savills-Aguirre Newman cerraba el primer semestre del año con un crecimiento del 18% de los ingresos netos y confía en cerrar el año con una facturación cercana a los 100 millones, con un objetivo de crecimiento a tres años del 35% de la cifra de negocio, y del 15% anual en términos de plantilla.

Novedades de negocio

Como ya adelantó El Confidencial, en un momento de pleno auge del mercado inmobiliario en España, la consultora inmobiliaria quiere apostar por el sector residencial de alto 'standing', donde espera poder competir con firmas como Knight Frank en la comercialización de viviendas de alto nivel y con una propuesta que abarca desde la identificación del suelo, pasando por la problemática de licencias, urbanismo y arquitectura, hasta el área de estudio ('research') para definir el perfil de comprador.

En 'retail', la compañía prevé hacer un esfuerzo especial en gestión de centros comerciales para complementar el liderazgo de Aguirre en locales de calle, y porque se trata de un mercado en plena transformación que va a requerir mucha consultoría: "Vamos a ver muchos cambios, tenemos que analizar bien hacia dónde está yendo el consumo, si la moda va a seguir teniendo el peso de antes, porque el balance de los usos en los centros comerciales está cambiando", advierte Newman.

Artículo Original elconfidencial.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.