Inicio    Sin postores: la subasta del antiguo Hospital del Aire de Defensa queda desierta

22,6 millones de euros. Ése era el precio que esperaba ingresar, como mínimo, el Ministerio de Defensa por la venta de los terrenos que ocupó hasta 2004 el Hospital del Aire en la madrileña calle de Arturo Soria. La subasta, sin embargo, ha quedado desierta, según las fuentes consultadas, debido al temor que despierta entre los inversores cualquier proyecto que requiera de algún tipo de permiso o tramitación urbanística por parte del Ayuntamiento de Madrid.

El solar donde se levantaban las antiguas instalaciones hospitalarias militares, con casi 30.000 metros cuadrados de superficie, ​está en desuso, ya que aunque en 2003 el propio Consejo de Ministros aprobó un presupuesto de 85 millones de euros para levantar el Hospital Central de Defensa, lo cierto es que dichos planes nunca llegaron a concretarse. Dicha decisión provocó que un año más tarde el hospital, que fue construido en los años setenta y fue concebido para prestar servicio al personal de las Fuerzas Armadas, fuera demolido.

Desde entonces, dos edificios anexos de las antiguas instalaciones aún se mantienen en pie, aunque se encuentran completamente abandonados y tapiados para impedir que nadie entre en ellos. El resto de la parcela —28.341 metros cuadrados— está llena de escombros y la vegetación ha ido extendiéndose a su antojo. Además, tal y como llevan años quejándose los vecinos, ratas, gatos, perros, conejos y todo tipo de aves han encontrado cobijo en esta extensa parcela.

En la web participativa del ayuntamiento, Decide Madrid, uno de estos vecinos busca apoyos para que sobre dicha parcela se levante un edificio de uso cívico —centro deportivo, médico, de actividades culturales o centro de día para mayores—, al tiempo que denuncia que "el vallado está desplomado, nadie realiza el mínimo mantenimiento y entiendo que es un punto de riesgo sanitario para el entorno, aparte de la imagen lamentable que da".

El Ministerio de Defensa ya intentó desprenderse el solar en 2011 en un contexto de crisis económica e inmobiliaria. A pesar de ello, en aquel momento se barajaban 35 millones de euros, 10 millones más de los que espera obtener en la actualidad, cuando la situación del mercado es completamente diferente y el apetito por el suelo es voraz.

De hecho, los terrenos se encuentran situados en Madrid capital, a 10 kilómetros del aeropuerto. Su dotación es de equipamientos de la salud y su desarrollo requiere conservar el jardín catalogado con nivel de protección 3, tal y como figura en el pliego de la subasta. No obstante, sería posible el cambio de uso a dotacional privado o residencial mediante un cambio del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Madrid, tal y como aparece en Addmeet, el portal de subastas inmobiliarias que ha elegido Defensa para dar visibilidad a esta transacción.

Subasta de activos por 37 millones

Este solar se suma a otros 10 activos repartidos por toda España que el Ministerio de Defensa ha decidido sacar a subasta por 37 millones de euros. Cifra que, de concretarse, se sumarían a los 42,5 millones que logró la cartera que dirige María Dolores de Cospedal a finales del año pasado cuando adjudicó a Realia Business y Pryconsa dos solares finalistas por 42,6 millones en Alcalá de Henares y en Vicálvaro.

Con todas estas operaciones, Defensa prentede aprovechar el enorme apetito que hay por comprar suelo en Madrid dentro del sector promotor y la enorme escasez de buenos terrenos finalistas en este mercado. No obstante, operación Campamento, la gran operación inmobiliaria de Defensa, aún sigue en el aire. Por sus 1,5 millones de metros cuadrados podrían llegar a pagarse hasta 200 millones de euros.

No es la primera vez que Defensa se queda sin postores en la subasta de alguno de sus activos. Hace justo dos años, la situación de inseguridad urbanística que los inversores inmobiliarios achacan al Ayuntamiento de Madrid, también provocaron que quedara desierta la subasta de un solar de 58.493 metros cuadrados situados junto a la famosa operación Campamento, y por los que esperaba obtener 9,5 millones de euros.

Fomento retoma la venta de suelo

La enajenación de activos públicos quedó totalmente congelada en 2008, con el estallido de la burbuja inmobiliaria. Solo algunas administraciones como la Comunidad de Madrid, la Junta de Andalucía o el Ministerio de Defensa se arriesgaron a sacar a la venta su ladrillo cuando los síntomas de recuperación aún no habían hecho acto de presencia en el mercado inmobiliario.

En mayo de 2013, el Ministerio de Defensa anunció su intención de vender inmuebles y solares con los que esperaba obtener 500 millones de euros. La mayoría de ellos se encontraban ubicados en la Comunidad de Madrid. En todo este tiempo, se ha cerrado la venta de activos importantes. La operación más sonada, sin duda, fue la subasta de los terrenos situados en la calle Raimundo Fernández-Villaverde, adquiridos por la gestora de cooperativas Domo, por 111 millones de euros. Unos terrenos llenos de polémica que no consiguieron el OK definitivo para la construcción de las viviendas hasta casi dos años después de su adjudicación.

Un proyecto solamente superado en cuanto a ruido mediático por la archiconocida operación Campamento. Un desarrollo que acumula un retraso de más de una década y cuya venta, hace tres años, parecía inminente pero a día de hoy sigue viéndose muy lejana.

Artículo Original elconfidencial.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar