Inicio    El euríbor entra en coma mientras la banca redobla su apuesta por las hipotecas fijas