Home    Trucos para mantener la casa fresca en verano.

Para no sufrir altas temperaturas lo mejor es aprovechar las características de la vivienda para entonces sacar lo mejor de ella y así conservar la casa fresca en verano.

Cómo mantener la casa fresca en verano

Como mantener la casa fresca en verano.

Para sobrevivir a las altas temperaturas hay que observar todo lo que tenemos alrededor hasta descubrir la orientación de la propiedad. Si tu casa mira al oeste, lo tienes complicado pues son las viviendas que reciben más horas de sol al día. Si está orientada al sur, las horas de sol son menos pero en horas pico, es decir, de 12h a 16h. En estos casos, puedes recurrir a toldos verticales y aprovechar las persianas para mantener las ventanas cubiertas y que la casa no reciba el sol de lleno. Al elegir un toldo presta atención a la tela, pues no todas son iguales. El poliéster es más barato pero también más endeble mientras que si eliges materiales acrílicos o microperforados gastarás más pero la vivienda estará mejor protegida. Estas medidas también se tienen en cuenta en el cálculo de la etiqueta energética de tu vivienda, lo cual les otorga más valor

La decoración de la casa también puede ser de gran ayuda si lo que buscas es proteger la vivienda del calor: durante los meses de verano evita las alfombras y telas sintéticas o pesadas, reemplazándolas por tejidos de lino o algodón. Al pintar la casa, opta por colores claros en las paredes y utiliza luces LED pues las bombillas tradicionales generan más calor. Las plantas son otro buen recurso pues ayudan a oxigenar el ambiente y a mantener una temperatura más fresca.

Las persianas son fundamentales si quieres aislar la casa del calor pues reducen hasta en un 70% su ingreso. Compra cortinas de color claro y, si tienes algo de presupuesto, incluso anímate a aislar las ventanas. Lo más efectivo son los vidrios bajo-emisivos y los marcos de PVC o madera pues en conjunto pueden conseguir una reducción de la temperatura interior de entre 5 y 7 grados centígrados.
También puedes probar con pequeños trucos caseros, como por ejemplo:
– Cambia a las sábanas más frescas.
– Utiliza el horno lo mínimo posible.
– Enciende el extractor de la cocina un rato.
– Aprovecha la noche para poner el lavavajillas.
– Coloca láminas en las ventanas.

inmobiliaria horta nord

Como mantener la casa fresca en verano.

Por último, hay otro recurso al alcance de la mano aunque supone un gasto considerable. El aislamiento de techos, paredes y suelos es otro gran aliado para reducir el calor de la vivienda, una opción muy efectiva si piensas en comprar una casa, pero notas que la propiedad es muy calurosa o recibe el sol durante todo el día.

Si no estás decidido, puedes comenzar con los cambios más sencillos y ver que sucede. Comienza a estudiar tu hogar para que el próximo verano no te agarre desprevenido.
Y tú, ¿tienes alguno truco consejo más?

 

 

 

Fuente: Trovimap

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar