Inicio    Zancadilla de Cataluña al residencial: este año no se venderán 500.000 casas

A falta de las estadísticas oficiales que aún tardarán varios meses en llegar, son pocos los expertos del sector los que confían aún en que este año finalmente se conseguirá romper la barrera del medio millón de viviendas vendidas en España, tal y como se preveía a principios de año. Una barrera psicológica que no se rompe desde 2008, año del estallido de la burbuja inmobiliaria.

La crisis en Cataluña parece haber truncado, al menos momentánemante, las previsiones más optimistas ante un más que probable parón de las transacciones inmobiliarias en la comunidad catalana que, el año pasado representaron el 16% del total (75.493 compraventas frente a un total de 460.865), por encima incluso del 14% de la Comunidad de Madrid, según datos del Consejo General del Notariado.

El primero en plasmarlo sobre el papel ha sido Servihabitat. En su último informe sobre el “Mercado residencial en España” asegura que 2017 cerrará con algo más de 472.000 operaciones, para en 2018 alcanzar las 560.000 unidades vendidas. Hace justo un año, la compañía pronosticaba alcanzar el medio millón.

Según los datos de los notarios, hasta septiembre de este año se han vendido en España 385.228 viviendas. Es decir, entre los meses de octubre, noviembre y diciembre, deberían venderse unas 115.000 unidades para batir la barrera psicológica del medio millón. Unas 38.300 viviendas cada uno de esos meses, cifra que, en condiciones normales del mercado habría sido posible superar sin dificultad. Para que nos hagamos una idea, en 2012 -debido al fin de la deducción por vivienda habitual-, 2015 y 2016, se consiguieron vender en España más de 115.000 viviendas en los tres últimos meses del año.

Este año, no será tan bueno a nivel de transacciones como inicialmente se preveía -hasta este verano el BBVA confiaba en superar las cifra de 500.000 unidades vendidas-, pero seguirá siendo positivo respecto a 2016, con una avance de las compraventas cercano al 17%, según estima Servihabitat.

Uno de los expertos que también reconoce que este año no se alcanzarán las 500.000 viviendas vendidas es Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista. “Mi previsión a principios de año era que superaríamos las 500.000 viviendas vendidas en 2017. Sin embargo, los acontecimientos en Cataluña han frustrado muchas transacciones y no llegaremos hasta esta cifra hasta 2018”. En su opinión, “los datos de septiembre a diciembre en Cataluña son malos, muchas operaciones se han caído y los inversores han desaparecido. Ahora hay que esperar al resultado de las elecciones en Cataluña”.

A pesar de ello, Encinar augura un 2018 en el que la continua mejora del empleo y la buena situación económica impulsarán las ventas de casas por encima de las 500.000 unidades y considera que el próximo ejercicio será “un año de consolidación del sector y consolidación del crecimiento que se viene experimentando desde 2016”.

2018, año de la consolidación

Opinión que comparte Julián Cabanillas, consejero delegado de Servihabitat, “el año que viene será claramente el de la consolidación del inmobiliario, con un mercado que se presentará saneado en la mayor parte de los territorios, tal como señalan las previsiones de los diferentes indicadores. Aún y así, debemos seguir analizando los diferentes micromercados para establecer el pulso del conjunto del sector, según la evolución de cada una de las zonas que lo componen”, apunta. Desde Servihabitat se estima que las transacciones de viviendas aumentarán un 18,3% en el próximo ejercicio.

Entre los factores que contribuyen al impulso de la demanda y, por consiguiente, al crecimiento de este indicador, destacan el incremento de la demanda solvente, las políticas de mayor concesión de crédito por parte de las entidades financieras, el aumento del interés inversor, que en el caso de las viviendas vacacionales es del 19% del total de operaciones, y el avance de la promoción de obra nueva.

Servihabitat considera que Andalucía, Cataluña y la Comunidad de Madrid seguirán liderando el volumen de compraventas “tanto este año como el que viene, aunque Castilla-La Mancha (23,8%) y La Rioja (23,1%) son las que más han incrementado porcentualmente sus operaciones en 2017 con respecto a 2016”.

Las viviendas iniciadas crecerán un 20%

Respecto a las viviendas iniciadas, la estimación de Servihabitat para este año es que se cierre con más de 76.800 unidades y en 2018 termine con más de 93.600 proyectos iniciados, un 22% más, por lo que el año. En el caso de las viviendas visadas, se espera que 2017 termine con casi 117.800 proyectos, lo que supone un 27,8% más que en 2016. Además, en 2018, aumentarían un 18,8% hasta las casi 140.000 unidades. Para que nos hagamos una idea, en 2006, en el pico del boom inmobiliario, se alcanzaron los 865.000 visados. En cuanto a los proyectos terminados, también se prevé que aumenten un 27% este año y casi un 20% el que viene, momento en que se superarían las 61.300 unidades finalizadas.

La Comunidad de Madrid, Andalucía y Cataluña son las comunidades con mayor volumen de viviendas iniciadas para este año y el que viene, con Cantabria, La Rioja y Asturias en la cola. No obstante, en 2018, las comunidades que más crecerán porcentualmente en cuanto a proyectos iniciados serán las Islas Canarias, Andalucía y el País Vasco y, en cuanto a proyectos terminados, La Rioja, las Islas Baleares y la Comunidad Valenciana.

En este ámbito de promoción, destacan las siguientes tendencias: las poblaciones de más de 150.000 – 200.000 habitantes y sus coronas metropolitanas, especialmente Madrid y Barcelona, son las que disponen de una mayor actividad, junto con la Costa del Sol, los dos archipiélagos y algunos municipios de la costa alicantina y la catalana; los promotores privados tradicionales y grandes inversores están impulsando la actividad promotora; y elstock en las zonas con mayor acumulación sigue absorbiéndose con lentitud, conllevando que la actividad promotora sea prácticamente inexistente en estas áreas.

Tal como apunta Juan Carlos Álvarez, Director General de Negocio de Activos Inmobiliarios de Servihabitat: “El mercado de obra nueva plantea buenas perspectivas de cara al futuro, según se puede apreciar en el indicador de proyectos visados, que se ha incrementado considerablemente este año y que se traducirá en un aumento notable del volumen de viviendas iniciadas para 2018. También hay que tener en cuenta que los principales núcleos de población y sus áreas colindantes se encuentran en una situación de stock técnico”.

El stock de obra nueva se reduce

Por lo que se refiere al volumen de stock de viviendas sin vender, uno de los principales problemas del sector, mantiene su tendencia al drenaje, descendiendo un 26,3% este año con respecto al ejercicio anterior, lo que situará la cifra en más de 290.300 viviendas al cierre del ejercicio. Según Servihabitat, en 2018, se absorberá el 16,3% del stock de obra nueva, reduciéndose hasta las 243.000 viviendas. “En Baleares, Madrid o amplias zonas de Cataluña, así como en las principales capitales de provincia, se puede hablar ya de la existencia de stock técnico”, apunta el informe, que recoge que en España, existen 62,4 viviendas en stock por cada 10.000 habitantes. En Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana y La Rioja se supera ampliamente este dato, aunque Castilla y León, la Región de Murcia, Asturias, Aragón, Galicia y Cantabria también superan la media estatal. De lo contrario, la Comunidad de Madrid, las Islas Baleares, Extremadura y Cataluña disponen de los valores más bajos.

Artículo Original

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.